Archivo de la etiqueta: sistema científico-tecnológico

Andrés Carrasco. Cuestionar es la tarea.

 

Por Antonio Mangione

____________________________________________________

Falleció AndréFotografía de Andrés Carrascos Carrasco. Luchador y militante. Sin lugar a dudas un militante. Fue además Presidente de CONICET e Investigador Principal de ese organismo. Se dedicaba a la embriología molecular y a la biología del desarrollo.

Puso en discusión, a partir de sus investigaciones sobre los efectos teratogénicos del glifosato en embriones de anfibios, las alteraciones que este compuesto puede producir durante el desarrollo embrionario en otros vertebrados.  Sus denuncias al modelo agroquímico actual de explotación agrícola generaron la respuesta violenta e interesada de empresas y de una parte de la comunidad científica argentina, en paticular de sus autoridades, principalmente la de Lino Barañao, Ministro de Ciencia y Tecnología. Este último no se privó de descalificarlo en varias oportunidades y una parte del sistema científico claramente no dudó en perseguirlo y censurarlo.

Carrasco era una rareza dentro del ambiente científico. Abierto, directo, sin tapujos, frontal, honesto. Sabía claramente que la ciencia construye poder, que ese poder no está en manos de todos. Su lucha era en el fondo precisamente esa, distribuir el poder. Cuestionarlo. Cuestionar a los científicos y su forma de ejercer y controlar el poder que les confiere la actividad científica.

Estuvo al lado y en forma activa de diversas organizaciones sociales que luchan por recuperar su tierra, por mejorar su calidad de vida. Caminó un trayecto difícil para los científicos, ponerse en riego su capital real y sobre todo su capital simbólico.

Andrés Carrasco en San Luis

Andrés Carrasco en San Luis

Generoso, dispuesto y abierto, dio múltiples entrevistas a nuestro programa La Búsqueda, nos acompañó aquí en San Luis y en Villa Mercedes durante el 2010.  En esta misma página se pueden escuchar los audios de todas las entrevistas que le realizamos. La profundidad de sus declaraciones lo punzante de sus implicancias, definen a Carrasco.

En abril de 2009 Andrés Carrasco, generó un punto de inflexión. Desde el 2009 los científicos argentinos no pueden desconocer que tienen otras responsabilidades como científicos. Carrasco lo mostró claramente.

 

Cita con el debate (sobre las citas)

por Antonio Mangione
______________________________________________________

el valor de tener muchas citasLa promoción y permanencia de los científicos en el sistema científico-tecnológico depende en gran parte de cuantas veces son citados sus trabajos. ¿Son las citas  un buen indicador de la calidad del trabajo del investigador? ¿Es la única forma de evaluar el trabajo de los científicos?

Esta y otras preguntas son abordadas por los ecólogos Alejandro Farji Brener y Martín Oesterheld,  en un atrapante debate publicado en dos números, en la revista científica Ecología Austral de la Asociación Argentina de Ecología.

Farji-Brener comienza el debate con un artículo publicado en diciembre de 2012 titulado “El valor de tener muchas citas”. El mismo es contestado por Oesterheld en el 2013 en la misma revista mediante el artículo “El valor de tener muchas citas. Un comentario”. Finalmente, en el mismo número, Farji-Brener responde bajo el título “Tengo una cita: respuesta a Martín Oesterheld”.

Uno de los aspectos que se pone en evidencia en este debate, es que no existe acuerdo entre científicos sobre cómo debe o al menos como es evaluada su actividad. Indirectamente, se puede apreciar del diálogo entre los autores, que  si existe una solución a la metodología de evaluación actual, y en lo particular entiendo que la hay, no parece haber acuerdo entre científicos sobre su forma de implementación o por caso, si esa falta de acuerdo no tiene que ver con mantener un statu quo del sistema de evaluación, piedra angular de todo sistema de ciencia y tecnología en todo el mundo.

Para Farji-Brener las citas no son el mejor indicador de calidad del trabajo de un científico, por cuanto los científicos no citan a un trabajo necesariamente por su calidad, sino por su pertinencia al tema que están investigando. Para Oesterheld, un trabajo científico que es aceptado en una revista científica de calidad, es un trabajo de calidad.

De prosa aguda y de a ratos con finos toques de humor, los textos son sin duda un muy buen material de lectura y discusión.

¿Continuará?