Médicos y científicos de pueblos fumigados

Publicado por Antonio Mangione

_______________________________________________________________

Los resultados de investigaciones científicas y epidemiológicas sobre los efectos del glifosato y otros agroquímicos sobre la salud humana en la Argentina adquieren cada vez mayor presencia en los medios y en los ámbitos de discusión oficiales y no oficiales. Además aumenta la confianza en los actores sociales involucrados en las denuncias. La sinergia entre la vivencia de la sociedad y el saber experto presentan un nuevo escenario en el abordaje de ciertas problemáticas ambientales.

Las investigaciones del grupo del Dr Carrasco.
Como ya es de público conocimiento a principios del 2009 el Dr. Andrés Carrasco embriólogo molecular de la UBA y CONICET dio a conocer resultados de las investigaciones llevadas adelante por el grupo de investigación que dirige, sobre los efectos teratogénicos del glifosato en embriones de anfibios y pollos.
Su aparición en los medios alertando sobre los riesgos del glifosato para la salud humana, generó el rechazo de ciertos grupos económicos vinculados al sector agropecuario y de la producción de agroquímicos y de una parte de la comunidad científica que lo criticó duramente por no haber esperado a tener publicado su trabajo en una revista científica antes de darlo a conocer al público. El mismo CONICET a pedido del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva (MCyT), elaboró un informe en donde indicaba que no se podía concluir que el glifosato representara un riesgo para la salud humana.
Hace muy poco tiempo, Carrasco y sus colaboradores publicaron finalmente sus investigaciones. Básicamente su trabajo indica que el glifosato en concentraciones extremadamente bajas produce malformaciones en embriones de pollos y anfibios. En el trabajo, además se indica, cual es el mecanismo molecular por el cual suceden las malformaciones. Este mecanismo es casi idéntico no solo en pollos y en anfibios sino en todos los vertebrados, incluido el ser humano. Por lo tanto propone tener extremado cuidado con el uso de agroquímicos como el glifosato, de hecho solicita prohibir su fumigación hasta demostrar que no produce efectos negativos en la salud de humanos.
¿Que cambió desde la publicación?
Según palabras de Carrasco en una entrevista para La Búsqueda; en lo político-administrativo y en lo científico-académico cambió muy poco. Sin embargo hace énfasis en la demanda de distintos sectores sociales que sufren las consecuencias del uso de herbicidas, por obtener mayor información, por compartirla, la demanda por saber qué ocurre y qué les ocurre, ha crecido exponencialmente.
Lo que Andrés Carrasco y un grupo de médicos, científicos y organizaciones sociales de una parte del país reclaman es en principio, una medida precautoria que resguarde la salud humana mediante la reducción o sectorización del las fumigaciones y que impida que se fumigue próximo a zonas urbanizadas. Lentamente, el trabajo de años de diferentes actores sociales, algunos médicos y organizaciones civiles han logrado que esto ocurra en dos o tres oportunidades y en lugares muy puntuales. Por ejemplo la Cámara de Apelaciones de Santa Fé aplicó el principio precautorio en la localidad de San Jorge. Aquí lo que ocurre es que se invierte la carga de la prueba y entonces son los que usan el glifosato o los herbicidas los que tienen que demostrar que no producen daño. El principio inversión de carga de prueba se aplica cuando aún en ausencia de pruebas concluyentes de los perjuicios de un evento o factor X, las consecuencias de aplicar/usar/implementar X serían graves.
Además de las intervenciones en el ámbito judicial, el trabajo colaborativo entre investigadores, epidemiólogos, médicos y los distintos actores sociales, han logrado conformar un polo de atención sobre la problemática. El próximo martes 21 de septiembre se llevará adelante una audiencia pública en la Cámara de Diputados de la Nación con la presencia de expertos y damnificados, el objetivo es analizar las consecuencias sanitarias del uso indiscriminado de agroquímicos.
Médicos de pueblos fumigados
Recientemente, el 27 de Agosto, se realizó en la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Córdoba convocada a través de dos de sus grupos de trabajo vinculados a Medicina I y Pediatría, el 1er ENCUENTRO DE MEDICOS DE PUEBLOS FUMIGADOS, con el fin de propiciar un espacio “… para el análisis y la reflexión académica y científica sobre el estado sanitario de los pueblos fumigados y de escuchar y contener a los miembros de los equipos de salud…” involucrados en esta problemática. Hace muy poco se conoció el informe final resultado del encuentro.
Los resultados, llevan el respaldo científico de epidemiólogos, doctores en medicina pediátrica, biólogos moleculares, bioquímicos y son preocupantes.
Por ejemplo desde el Servicio de Neonatología del Hospital J.C. Perrando de Resistencia Chaco (datos oficiales) se indica que la incidencia de malformados en la provincia se incrementó de un 19 por 10.000 en el año 1997 a 28 en el año 2001 hasta un 85 por cada 10.000 nacidos vivos en el 2008.
El incremento de la incidencia de cáncer infantil y la correlación positiva que guarda con la cantidad de hectáreas fumigadas en distintas localidades del Chaco, se suman a los datos que apoyan la hipótesis que vinculan a los agroquímicos con los problemas de salud.
“la situación requiere tomar una posición” dijo a Peligro Ciencia en una entrevista telefónica el Dr. Horacio Lucero director del Instituto Nacional de Medicina Regional de la Universidad Nacional del Nordeste, quien además hace más de 10 años que lleva adelante estudios sobre malformaciones en esa región del país.
Actores de cambio y actores de estásis.
No caben dudas que un nutrido grupo de investigadores científicos y médicos, han tomado posición al respecto. Pero es una posición irracional? La respuesta de apertura y colaboración de todos los actores, incluidos los sectores sociales ha sido inmediata. Por otro lado la sinergia lograda en las acciones de unos y otros para el trabajo científico, la organización, promoción de actividades, la denuncia y el control, han superado en velocidad las acciones llevadas adelante por los estados provinciales inclusive por el estado Nacional.
Otros actores, como las Universidades públicas nacionales, demoran su participación en el abordaje del tema. La Universidad del Litoral, sin embargo elevó recientemente y a pedido de la justicia un informe acerca del tema y concluye que “No hay estudios que correlacionen valores de glifosato en muestras biológicas de humanos y su relación con las patologías” y hace énfasis en el control y el monitoreo de las aplicaciones de estos agroquímicos por cuanto coinciden en el informe en que “la forma de aplicación” y el “ conjunto de medidas que aseguran el uso adecuado, regulado y controlado del mismo” son factores de peso en los efectos negativos.
Surgen ahora algunas preguntas:
  • ¿Cuál sería el conjunto de datos y resultados que conformarían al grueso de la comunidad científica?
  • ¿Bastará con esos resultados o el grueso de la comunidad científica ya ha tomado una posición al respecto y sin importar el saber experto, simplemente no comulga con las hipótesis que vinculan los problemas de salud a agroquímicos?
  • Si bien el glifosato ha quedado en el centro de la discusión no es el único compuesto sospechado de ocasionar problemas en la salud humana, ¿por qué entonces en los informes de organismos institucionales (UNL, CONICET) se centran en desestimar al glifosato y así dar por cerrada la problemática?
  • ¿A que se debe que los organismos oficiales no tengan siquiera hipótesis alternativas a la de los agroquímicos?
Finalmente, el escenario parece divido hoy entre un grupo de la sociedad y científicos que habrían ingresado en una histeria colectiva, irracional de denuncias y reclamos teñidos de saber experto y aquellos científicos y sus organizaciones además del sector económico, portador del saber racional y prudente.
Otro escenario de blancos y negros, para una situación que requiere honestidad, responsabilidad, celeridad, amplitud y sobre todo una gran capacidad para detectar grises.
_______________________________________________________________
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s