Quizá, buenas noticas para algunos.

Publicado por Aloctavodia

_______________________________________________________________

Hace un tiempo comentaba un trabajo donde se sugería por primera vez que distintos invertebrados marinos responderían de distinta forma frente al cambio climático global. Indicando que la respuesta de los ecosistemas a estos cambios distará mucho de ser simple y lineal. Ahora un nuevo trabajo aporta más evidencia en este mismo sentido y propone nuevas hipótesis sobre las posibles razones detrás de la respuesta diferencial.

El  dioxido de carbono (CO2) es un gas de efecto invernadero, cosa que algunos hasta ya deben estar cansados de escuchar, es decir que provoca el aumento de la temperatura del planeta. Otro de los problemas relacionados con el aumento de las emisiones de CO2 es la acidificación de los océanos.  Se estima que la mitad de las emisiones de CO2  son absorbidas por los océanos. El CO2 al disolverse en agua forma ácido carbónico. La acidificación del agua provoca que el calcio sea más soluble, debilitando las conchas de los animales marinos, las cuales están hechas principalmente de carbonato de calcio.

En este trabajo los investigadores expusieron a organismos de 18 especies distintas a 4 condiciones de acidez distinta. Una correspondiente a los niveles actuales de C02 en la atmósfera, otras 2 con una concentración de CO2 del doble y el triple de los niveles previos a la revolución industrial (niveles que se estiman serán alcanzados durante este siglo) y por último con una concentración de CO2 10 veces superior a los niveles pre-industriales (condiciones que podrían ocurrir en unas centenas de años). En 10 de las 18 especies la calcificación se vio disminuida, llegando en algunas especies a la disolución completa de la concha a concentraciones elevadas de CO2, por el contrario en 7 especies la calcificación aumentó (conchas más gruesas y organismos más grandes) y en un caso no hubo modificación.

Los autores explican que parte de esa diferencia entre organismos radica en que el carbonato de calcio tiene dos formas cristalinas, la aragonita y la calcita, si bien estos dos minerales están hechos de lo mismo (carbonato de calcio) el arreglo tridimensional de las moléculas es diferente, tanto es así que la calcita es más resistente a los ácidos que la aragonita.  Algunos organismos usan aragonita en sus caparazones y otros calcita, además  los organismos utilizan variedades de calcita que contiene distinta proporción de magnesio (además de carbonato de calcio) que también hace variar la resistencia a los ácidos. Pero esto es solo una parte de la historia…  al parece lo que sería más importante no es la mineralogía del caparazón sino la capacidad de ciertos organismos de regular el pH (una medida de la acidez) en el sitio donde producen la calcificación y la capacidad de proteger su exoesqueleto mineral con una capa de material orgánico.

Los autores concluyen que “los organismos responderán de formas variadas y diversas a las elevadas concentraciones de CO2, pero que con los datos disponibles actualmente realizar predicciones sobre como la calcificación impactará sobre la supervivencia, éxito reproductivo y salud general del ecosistema es difícil”.

_______________________________________________________________

Share

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s