El augurio de un terremoto. Las predicciones de la Ciencia.

Publicado por Emilio Ahumada
____________________________________________________________________________________

Actualmente muchas discusiones terminan con la frase “esta demostrado científicamente”, como antes era utilizada la oración concluyente “es verdad divina” o “palabra de Dios”, como si algo fuera irrefutable o LA verdad final.
La Ciencia es como la vida, evoluciona. Evoluciona en función del conocimiento, la organización del mismo y las tecnologías. A medida que aumenta el grado de conocimiento de las cosas, su ordenamiento, entendimiento y las nuevas tecnologías, varían teorías, hipótesis y conclusiones, en diferente intensidad a su vez, de acuerdo al grado de evolución de cada una de las ciencias.
Por más que lo descripto en los párrafos anteriores sea de conocimiento general, muchas veces nos olvidamos de ello o simplemente no lo tenemos asimilado en forma consciente. Como resultado se busca en la Ciencia respuestas definitivas, concluyentes o hasta “milagrosas”, sin tener en cuenta su dinámica y relatividad en función de la disponibilidad de conocimiento del momento.


Esto no solo ocurre con la comunidad en general, si no también con integrantes de la comunidad científica, que muchas veces con el objetivo valedero de salvar vidas, se olvidan de la falibilidad de sus técnicas o datos. Generando tantas otras veces un efecto inverso, debido a la falta de claridad en la comunicación de los resultados, o algo mucho más complejo, creyendo ser el dueño de la verdad absoluta a través de la ciencia, lo que antes era considerado un designio de Dios…
Enero de 2009, ciudad L’Aquila, Italia. El científico Giampaolo Guiliani, del Instituto de física Nuclear ubicado en las cercanías de L’Aquila, comienza atraer la atención nacional promoviendo sus predicciones sobre actividad sísmica en la región a través de los medios. Trabaja con una metodología basada en la de determinación de concentraciones de gas Radón en el suelo en relación con la actividad sísmica.
Giuliani menciona que el enjambre de sismos de baja frecuencia que está ocurriendo en L’Aquila, es un fenómeno natural para la región, no siendo precursor de un evento mayor y que disminuirá hacia fines de Marzo. El 30 de Marzo, el mayor evento en la serie de sismos ocurridos hasta ese momento, de magnitud 4.0, sacudió L’Aquila.
A fines de Marzo, Giuliani realizó una segunda predicción. Le informó al Mayor de la ciudad de Sulmona, localizada a 55 kilómetros al sudeste de L’Alquila, que se preparara para un sismo perjudicial dentro de 6 a 24 horas. Vehículos con altavoces alertaban a los residentes para evacuar la ciudad. El sismo de Sulmona no ocurrió. Las autoridades italianas le dijeron a Giuliani que estaba generando pánico a una población ya nerviosa y le prohibieron publicitar cualquier predicción.
Durante la primera semana de Abril, Giuliani brindó una tercera predicción a colegas, reporteros y programas de TV. Dijo que en base al aumento de niveles de gas radón y la actividad sísmica, era inminente un sismo de magnitud mayor a 4.0. Horas después tuvo lugar un sismo de 6.3 del 6 de Abril, derrumbando edificios y matando a más de 270 personas en la ciudad de L’Aquila.
Las relaciones entre el gas Radón y la actividad sísmica incentivaron a los científicos, en las décadas de los 70’ y 80’, a tratar de predecir sismos. Pese a décadas de trabajo todavía no es posible comprender completamente la naturaleza de su relación. Los niveles de Radón liberados del suelo aumentan y decrecen en forma muy variada, algunas veces los picos coinciden con sismos, otras veces no. Debido a esto es que la correlación uno a uno, de liberación de gas Radón con el registro sísmico no es convincente, lo que no implica que el gas Radón no sea un posible precursor.
Una de las enseñanzas que es posible destacar en relación al sismo de L’Aquila, es que las predicciones de la Ciencia en general y de los sismos en particular, presentan un grado de exactitud que varía de acuerdo al grado de conocimiento de la temática en cuestión. Son herramientas sobre las cuales deben prevalecer los criterios en cuanto a su utilización. También deben tomarse recaudos a la hora de difundir la información resultante,
En el caso de la predicción de eventos sísmicos particulares, existen diferentes metodologías que siguen siendo investigadas pero hasta el momento ninguna es concluyente, y menos probablemente aplicada en forma individual. El grado de exactitud, confiabilidad o aseveración actualmente obtenido carece de utilidad para aquellos responsables de la seguridad pública.
Hasta que se logre el desarrollo de metodologías de predicción de eventos sísmicos particulares que demuestren una confiabilidad suficiente, la mejor mitigación del peligro sísmico es la prevención, en base a la información disponible de ocurrencia de sismos históricos, para disminuir la probabilidad de pérdida de vidas y destrucción edilicia.
Muchas veces se espera a que ocurra un desastre o que sea demostrado científicamente, para tomar cartas sobre diferentes situaciones.
No es necesario conocer la fecha y hora exacta de un sismo, para que la población tome precauciones a la hora de reforzar las construcciones o haya practicado un protocolo de emergencia por terremoto. Actualmente y en evolución, se dispone de información que señala cuáles sectores son más propensos a sufrir catástrofes sísmicas y la posible magnitud, aunque solo basados en registros históricos. Los sismos son básicamente el resultado de la liberación de energía acumulada a través del tiempo. Para aumentar el rango de tiempo de muestreo, se intenta incentivar la realización de estudios paleosismológicos o de terremotos fósiles, en el registro geológico. La determinación de recurrencia de paleoeventos y sus magnitudes, permite preveer la construcción o el refuerzo de estructuras edilicias para que sean más resistentes a los posibles sismos de la región.
No tendría que ser necesario tampoco, esperar a probar científicamente que el calentamiento global es generado por el hombre, para que dejemos de fomentar o realizar actividades que deterioren el planeta, o si?
Agradecimientos: M.F. Barrozo, J.A. Ahumada, C.H. Costa, M.N. Gontero F., A. Mangione

Links de interés:
After the quake, in search of the science – or even a good prediction. Science, Vol 324 17 April 2009
[http://www.sciencemag.org/cgi/reprint/324/5925/322.pdf]
Entrevista a Giuliani del 1 de Abril de 2009

Aftershock del terremoto
[http://news.bbc.co.uk/2/hi/europe/7988682.stm]
Explicación de como ocurrió
[http://news.bbc.co.uk/1/hi/sci/tech/7986814.stm]

__________________________________________________________________________________________

Share

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s